jueves 17 de agosto de 2017

Curiosidades

Novenario en honor del Santísimo Cristo de la Sangre (1930)

Curiosidades | 4 de febrero de 2009 0

Como suele ocurrir, buscando otras cosas en los cajones, nos encontramos con este novenario en honor al Santísimo Cristo de la Sangre de 1930. No es que se trate de un hallazgo único, mucho se ha escrito e investigado sobre la veneración del Cristo de la Sangre de Torrijos, pero por la antigüedad del documento y la valiosa introducción histórica, queríamos compartirlo con vosotros e incluirlo en nuestro particular “museo” de Torrijos. (seguro que hay muchos torrijeños que aún desconocen el por qué de dicha veneración y su celebración el día 19 de mayo) .

escanear000111.jpg
escanear0002.jpg

Reproducimos aquí el texto íntegro de la introducción, antes de empezar con los rezos y oraciones del ejercicio de la novena:

“Al editar una vez más para satisfacción de los devotos del SSMO. CRISTO de la SANGRE, este breve Ejercicio de su Novena, hemos tratado de comprobar la realidad de las afirmaciones, que sobre el origen de esta venerada Imagen su ferviente culto, hizo llegar hasta nosotros el eco de ininterrumpida tradición.
Siguiendo los veneros de luz que ante los ojos de todo investigador de nuestras glorias pusieron los pacientes, eruditos y provechosos trabajos de don Miguel Antonio de Alarcón, intentamos seguir la pista del Capellán de esta colegiata, D. FRANCISCO CARRASCO de CEBREROS, nombrado para este cargo en 1649, y fallecido en esta villa el día 8 de enero de 1711, de quien parece afirmarse mandó traer desde América la Imagen del Cristo de nuestros amores.
Aunque la dilatada existencia del Capellán mencionado ofrece margen suficiente para visitar el Nuevo Mundo, y permanecer en Torrijos los muchos años de que consta en las actas capitulares, ya que su edad llegó a los noventa, nada aparece en el Archivo, relacionado con este obsequio precioso hacia su pueblo natal.
El hecho de que tampoco constara nada en contra de la opinión expresada en los libros del hospital, ya que el silencio es absoluto en lo que a procedencia de la imagen se refiere, estimulaba nuestros afanes de crítica e investigación, hasta que vino a complicar nuestros trabajos un antiguo cartel de Indulgencias, en el que se hace constar que el Emmo. Sr Cardenal Mendoza concedió 100 días a los fieles que orasen ante la imagen del Smmo. Cristo, pues que, de ser cierta esta concesión por parte del ilustre confesor de los Reyes Católicos, la existencia del Santísimo Cristo de la Sangre sería anterior al descubrimiento de América.
Lo que sobre el particular la Tradición nos ha llegado se reduce a lo siguiente: La Sagrada Imagen estuvo antiguamente colocada en la Capilla de la SOLEDAD, junto al altar que hoy ocupa, al lado del Evangelio, en el Hospital de TRINIDAD y CONSOLACIÓN. Un día 19 de mayo, fue milagrosamente librada por intersección del Santísimo Cristo, de la posesión diabólica que padecía una mujer de este pueblo, efecto saludable que no pudo conseguirse con ninguna especie de exorcismos. Se verificó el milagro en circustancias tan extraordinarias, que los fieles, como en desagravio del pretérito olvido, proyectaron exponer la santa Imagen en el lugar más honroso, ampliando el efecto de la Capilla, construyendo la parte del presbiterio, a mediados del siglo XVII, erigiendo el Altar Mayor actual en los últimos años de esta centuria, y últimamente, levantando el Camarín, el año 1756.
El poder taumatúrgico del Santísimo Cristo hizo sentir su eficacia en los pueblos de la comarca, desde los que vienen hoy en su fiesta legiones de fervorosos romeros, lo mismo que desde apartadas regiones de la península, donde un hijo de esta villa depositó el inmaculado germen de esta devoción preclara.
En las públicas calamidades, en los trances apurados de familia, en las íntimas luchas del corazón, los fieles de este pueblo toledano corren siempre en busca de protección y amparo a los pies de este Dios de infinita clemencia, sintiendo aliviarse el peso de sus cruces, o cuando menos, mayor fortaleza en sus hombros, para soportar su pesantez.
Consolador espectáculo el que ofrece la Capilla, al terminarse la misa de los días festivos: un rosario de fervorosos creyentes, que ascienden las gradas del Camarín, de su CRISTO, para depositar en sus pies ensangrentados, entre cálidos besos, trozos de corazón, diluídos entre lágrimas de amor o arrepentimiéntos, esfumados entre sollozos de dolor o nimbados con destellos de esperanza.
!Quisiera este Señor bendecirnos a todos los que vivimos bajo la protección de sus brazos, clavados para darnos libertad!”

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>