domingo 20 de agosto de 2017

Entrevistas

Entrevista a Don Julio Longobardo

Entrevistas | 24 de marzo de 2010 5

Don Julio Longobardo no necesita presentación para la gente de Torrijos. Aún así, por si hay algún despistado, diremos que es miembro fundador de la Asociación Los Amigos de la Colegiata de Torrijos, activo investigador de la historia de Torrijos y, para nosotros lo más importante, profesor durante muchos años del Colegio San Gil.

Torrijos. Julio Longobardo. Foto tomada de torrijosdigital.blogspot.com

Torrijos. Julio Longobardo. Foto tomada de torrijosdigital.blogspot.com

Los Amigos de la Colegiata es una asociación que ya lleva años investigando y sacando a la luz la historia de Torrijos, ¿cómo se gestó la asociación?¿cómo se sortearon las dificultades que se suelen presentar en una etapa inicial de un proyecto así?

Fue fundada por un grupo de historiadores amigos preocupados por el abandono en que se hallaba el patrimonio artístico e histórico de nuestro pueblo y, muy especialmente, por la investigación histórica relacionada con Torrijos y su Comarca.

Se nos ha tildado, en ocasiones, de “historiadores localistas”. Pero estamos convencidos que la Historia de Torrijos es tan rica, quedan tantas páginas por dar a conocer, que no la agotaremos mientras vivamos.

En cuanto a lo de sortear dificultades, comenzamos con ellas, seguimos y seguiremos. Es el pago – si se quiere injusto – al carácter apolítico y aconfesional de nuestra Asociación.

Cuando anunciamos la nueva página web de Los Amigos de la Colegiata de Torrijos, pudimos leer que en el origen de la asociación está la restauración del edificio de la Colegiata ¿cómo se pasó de una labor de conservación del patrimonio a otra más amplia donde además se investigaba la historia de Torrijos?

Efectivamente, nuestro primer proyecto, además de catalogar el Archivo Parroquial, fue impulsar la restauración de la Colegiata y velar para que la misma fuese realizada con los más exquisitos planteamientos ortodoxos. De ahí pasamos a la publicación de libros (actualmente llevamos publicados veintisiete), de nuestra revista “Cañada Real” (diez ejemplares), desarrollar exposiciones (once), ciclos de conferencias, participado en dos simposios internacionales sobre la historia de la masonería española con nuestro libro “Manuel de Llano y Persi”, realizado trabajos de investigación; sin olvidar que el Proyecto de Hermanamiento Aspe-Torrijos, el de la Bandera de Torrijos, los Festivales Medievales “Crónica del rey don Pedro I”, son, asimismo, obra nuestra.

Otra de las actividades que impulsamos y sufragamos con la venta de nuestras publicaciones y las subvenciones de nuestro Ayuntamiento y Diputación Provincial son las restauraciones de obras de nuestro Patrimonio, principalmente de la Colegiata: creación del Museo Parroquial, restauración de cantorales, cuadros, Portada Occidental – subvencionada mediante el encargo que nos hizo don Gerardo Díaz Ferrán del libro “Castillo de Alamín”-, el túmulo de don Gutierre de Cárdenas y doña Teresa Enríquez, colaboramos e impulsamos la restauración del Coro – obra de la Escuela-Taller “Garcilaso”, de la Excma. Diputación Provincial-, sufragamos una instalación para ahuyentar a las palomas en la Portada Occidental y, últimamente, hemos conseguido que se restaure, con nuestros escasos medios económicos, un reclinatorio “neorrenacentista” que ha causado profunda admiración entre quienes lo han visto en la exposición “V Centenario de la Colegiata”.

Una de las últimas luchas de la asociación está relacionada con el monasterio de Santa María de Jesús, ¿nos puede comentar brevemente en qué estado está ahora y qué propone la asociación para los restos del monasterio?

Más que lucha podríamos hablar de “Cruzada”. Detallarla daría material para una novela, cuyo título podíamos anticipar, parafraseando a Galdós: “Episodios torrijeños”. Lo principal: el yacimiento se ha  salvado y el proyecto de instalar en él un “Centro de Recreación Histórica” de carácter comarcal pronto será una realidad. Los trámites están en marcha. Las Instituciones están en perfecta sintonía…

Hablando de la historia de Torrijos, mucha gente sólo conoce a Teresa Enríquez y Gutierre de Cárdenas, quizá porque son los personajes que han dejado una huella más duradera en Torrijos. ¿qué les podría decir a este respecto?¿hay algún personaje o anécdota histórica menos conocida por los torrijeños que le cause admiración o le impresione especialmente y que nos quiera contar?

Torrijos, afortunadamente, es mucho más que esas dos grandes figuras de su Historia como fueron sus “Señores”. Hemos publicado biografías de algunos de sus hijos más ilustres: Alonso de Covarrubias, Manuel de Llano y Persi (político liberal y literato del siglo XIX). Tenemos pendiente la publicación de una biografía de fray Diego de Torrijos, músico de cámara de Carlos II, además de una nueva biografía de la “saludadora, curandera o hechicera” María López de Sarria. Y como retos, investigar en la vida y obra del otro “imaginario” torrijeño Sebastián de Almonacid y del “torrijeño de adopción y naturaleza” Juan Guas.

Este año se celebra el V Centenario de la Colegiata de Torrijos. Ya ha finalizado la exposición “La Colegiata Ayer”. ¿qué actos y exposiciones tenéis preparados hasta fin de año relacionados con este aniversario?

Ciclos de conferencias, una nueva revista “Cañada Real” con documentación gráfica, un libro-guía con un DVD para visitar el templo, campañas de divulgación entre los escolares y estudiantes torrijeños con visitas guiadas…

Como profesor nuestro en San Gil, época de la que tenemos muy buenos recuerdos, ya organizaba debates en clase con el tema “Torrijos, pueblo o ciudad”, donde los alumnos discutíamos sobre este tema. Han pasado ya más de 20 años desde entonces, ¿ha encontrado una respuesta o sigue siendo una pregunta difícil de contestar?

Torrijos ha dejado de ser pueblo para convertirse en ciudad. Uno de nuestros libros – por cierto agotado – “Cuando Torrijos era aún pueblo” era el canto del cisne, la nostalgia de un Torrijos irrepetible. Pero “el progreso es el progreso…

Por marcar una fecha concreta, ¿qué le parece la evolución de Torrijos desde de la Transición hasta ahora?

Creo que el adjetivo que mejor define a tal cambio es el de espectacular, enfocado desde diversos ámbitos: demográfico, urbanístico, social, económico y ¡cómo no! cultural!

También le recordamos como profesor de lengua, literatura e inglés. Sin embargo aprovechaba bastantes momentos para establecer un contexto histórico o contarnos alguna anécdota histórica. ¿cuándo comenzó a interesarse por la historia?¿y por la historia de Torrijos en concreto?

Cualquier historiador que se precie y, en mi caso concreto, de “filohistoriador cuasi localista” es producto de una vocación que nace casi desde la infancia. Con el discurrir del tiempo, madura; pero “la pasión por la Historia” jamás se pierde mientras vivas.

Esta misma pregunta se la hicimos a Don Manuel Fernández cuando le entrevistamos. A nosotros nos impresionó mucho la demolición del Colegio San Gil y no ver enfrente de la Colegiata el patio donde habíamos pasado gran parte de la infancia. ¿qué recuerdos guarda de su época en el Colegio San Gil?¿qué diferencias ve entre aquella época y los niños que pasan por el nuevo colegio?

“San Gil” ha sido y será un Colegio irrepetible, un prodigio en calidad de enseñanza y en logros educativos aún ni siquiera mínimamente igualados en Torrijos. Yo lo denominaría “el Milagro de San Gil”. Sin medios económicos, rudimentarias instalaciones y material obsoleto, contaba con dos aspectos fundamentales para alcanzar su merecido prestigio: un plantel de magníficos profesores que tenían muy claro lo que era un proyecto educativo y una asociación de Padres de Alumnos (pionera en esta localidad) que no sólo respaldaba plenamente al profesorado sino que trabajaba activamente. Los profesores de “San Gil” no teníamos horario… Después de acabada la jornada escolar preparábamos nuestras actividades extraescolares (deportes, periódico escolar, taller de manualidades, hogar con juegos recreativos). Sábados y domingos atendíamos a las diversas competiciones deportivas, desplazándonos donde fuera preciso. Nunca olvidaré la frase de un antiguo alumno, hoy famoso restaurador: “Don Julio, hicimos con su viejo R8 más kilómetros que “La Sepulvedana”.

Y de los logros de tal simbiosis educativa y conjunción de intereses entre padres y claustro, soslayando en lo posible el pesado e ineficaz aparato burocrático que hoy gobierna algunos de nuestros colegios, pueden hablar antiguos alumnos, padres de ellos, amén de profesores del I.E.S. “Alonso de Covarrubias”, en calidad de continuadores de nuestra labor docente, siempre dispuestos a reconocer el nivel del alumnado de “San Gil”.

“San Gil”, por otra parte, fue el Colegio más destacado de la Región a nivel deportivo. De él nacieron el Club Polideportivo Torrijos y la Unión Deportiva Torrijeña. Era el único Centro de Castilla-La Mancha que podía presumir de haber conseguido Campeonatos Provinciales y Regionales en Atletismo, Baloncesto, Balonmano, Fútbol y Tenis de Mesa. ¡Ahí está el casi centenar de trofeos que así lo avalan…!

Profesorado y A.P.A. organizaron numerosos Campeonatos Provinciales y Regionales de Cross, un Campeonato de España de Marcha Atlética y una participación de alumnos y padres en la Maratón Popular Madrileña (MAPOMA).

¿Y qué decir de otras actividades como las excursiones  culturales y visitas a centros laborales? ¿Podríamos imaginar hoy que cursos de lo que se denomina actualmente Ciclo Medio (4º y 5º de Primaria) hiciesen excursiones y actividades culturales en las que visitamos Toledo (Catedral San Juan de los Reyes, Santa María la Blanca, Sinagoga del Tránsito, Museo de Santa Cruz, Hospital Tavera, Alcázar, exposición de pinturas de Del Cerro Malagón y charla con él en la Cárcel de la Hermandad; Segovia- Riofrío- La Granja; Segóbriga, Cuenca-Uclés; Ávila- Salamanca; Madrid (Museo del Prado, Museo de Ciencias Naturales); Sigüenza… O marchas como aquella célebre de La Puebla de Montalbán-Castillo de Montalbán- Santa María de Melque…? ¿Y qué decir de las Semanas Culturales? ¿De las Fiestas de Fin de Curso? ¿De las representaciones teatrales de Navidad y junio…?

El Colegio “San Gil” nunca debió desaparecer. Muchos torrijeños tuvimos la culpa de su extinción… ¡Pero así somos…! ¡Después somos muy dados a la crítica y a las lamentaciones “a toro pasado”, cuando no hay remedio..!

También le recordamos como uno de los pioneros del baloncesto en Torrijos no sólo como entrenador, sino como jugador en el equipo Sputniks (estamos intentando recuper alguna foto suya como jugador), ¿sigue en contacto con el deporte base en Torrijos?¿cómo ve la vuelta a la competición del CB Torrijos?

Siempre me ha gustado el deporte y lo he practicado en distintas modalidades: Atletismo, Baloncesto y Pelota a mano, especialmente. De todos ellos guardo gratos recuerdos, sobre todo del Atletismo (Campeón de cien metros lisos, salto de longitud , relevos cuatro por cien y subcampeón de salto de altura en los Juegos Militares del C.I.R nº 3 -  8 de diciembre de 1965).

¡Cómo no voy a recordar a aquel “Sputnik” que, a finales de los cincuenta del siglo pasado, se convertiría en el primer equipo de la historia del baloncesto local!

Pero, sin duda, mi mayor satisfacción, la que me cabe el orgullo de compartir con algunos de mis compañeros es el haber contribuido con ellos (Pedro Godino q.e.p.d., Manuel Fernández, Santiago Fernández, Juan Pablo Longobardo) a impulsar el deporte torrijeño y conseguir éxitos deportivos aún no igualados y, evidentemente, no superados…

Para acabar, una vez finalice el año del V Centenario de la Colegiata de Torrijos, ¿qué nuevos proyectos tenéis en mente?

Publicar una nueva revista con material documental y una guía en DVD para  visitar la Colegiata. Un ciclo de conferencias. Una nueva exposición que recoja todo el Patrimonio del templo (la anterior se centraba, especialmente, en sus “Tres Tesoros por excelencia” (Portada Occidental, Coro y Retablo Mayor). La restauración del retablo renacentista de  San Juan Bautista. Y, sobre todo, dar a conocer la Colegiata a nuestros estudiantes y Asociaciones locales. Y algo imprescindible: aconsejar a nuestras autoridades que pongan en marcha una campaña publicitaria eficaz para que las numerosas visitas culturales que los monumentos de Torrijos reciben y, particularmente el de la Colegiata, se incrementen aún más… ¡La Cultura vende…!

Y, finalmente, queridos alumnos, daros las gracias por evocar momentos irrepetibles y maravillosos de nuestra vida que hemos podido disfrutar juntos y que todos vuestros profesores de San Gil, los que aún vivimos y los que descansan en paz en el “Cielo de los hombres buenos” (D. Miguel, don Pedro y don Adrián) deseamos mantengáis siempre gratamente en vuestro recuerdo…

Etiquetas: , , ,

5 comentarios en “Entrevista a Don Julio Longobardo

  1. Estos días estoy leyendo el libro “Cuando Torrijos era aún un pueblo” y me está encantado.

    !Un placer leer esta entrevista!

  2. El San Gil nunca debió desaparecer!!!Buena entrevista. Buenas preguntas y exquisitas respuestas. Saludos

  3. Como profesor fue excelente…al llegar al instituto, se notaba el bajo nivel del resto de alumnos, procedentes de distintos colegios. Me parece estupenda la labor que Julio hace por la localidad y mucha veces, poco agradecida por los vecinos torrijeños. Saludos

  4. Soy un exalumno del colegio San Gil, actualmente Licenciado en Pedagogía, y sólo quiero dejar constancia de que Don Julio no tenía precisamente los mejores métodos. Sé que este comentario será censurado, pero me libera escribirlo. A mí, sólo de ver la fotografía me entran escalofríos al pensar en las auténticas PALIZAS que este señor daba a alguno de mis compañeros y que yo presencié. No sé cómo una persona adulta puede levantar la mano a un niño, por muy trasto que fuera. A mí particularmente sólo me dio un bofetón por entregar un examen medio vacío, pero en verdad que no sé como puede dormir tranquilo… Ójala leyera esto y se diera cuenta de que es una auténtica vergüenza que en los años 90 siguieran existiendo personas que consideraban válido el método “la letra con sangre entra” seguramente creando auténticos traumas por el hecho de sufrir de una dislexia o hiperactividad. Don Julio, no le deseo lo mejor, no se lo merece.

  5. La verdad es que era basrante ” hijo de p ” lo sufri en mis carnes los manotazos no se de que se puede sentir orgulloso y fanfarronear ahora, como educador nada solo maltrador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>