jueves 14 de diciembre de 2017

Curiosidades

A vueltas con el nombre de las calles: Las Suertes

Curiosidades | 10 de mayo de 2011 2

Un amigo de unos de mis hijos, me dijo que paseando por Torrijos, había visto el nombre de las calles “Suerte Corta” y “Suerte Larga”, y que le extrañaron un poco esos títulos. Sobre la marcha le dije que pensaba que se debía a que  cuando esa zona era rústica había dos fincas que se llamaban así : “Suerte Corta” y “Suerte Larga”, pero que seguiría indagando.

Ambas calles están situadas en la llamada “zona de copas” y concretamente en lo que es  el BB+ y “Fatum”, delimitando un rectángulo cuya parte Norte es la Avenida de la Plaza de Toros; el Sur, la calle León;  el Este, mirando a Barcience, la calle Suerte Corta; y el Oeste, la calle Suerte Larga.- A su vez dicho rectángulo está subdividido en dos por una calle que discurre de Este a Oeste, llamada “Travesía de la Suerte”.

Lo primero que hice es irme al Diccionario de la RAE y vi que una de las acepciones de la palabra suerte era “parte de tierra de labor, separada de otras por sus lindes”, lo que me confirmó mi idea inicial del por qué de las denominaciones existentes en la zona rústica de Torrijos: “Suerte Perdida”,   “Siete Suertes”, “Suertes del Humilladero”, “Suertes de la Dehesa”, “Suerte Chica”, “Suerte Corta”, “Suerte Larga” y supongo que algunas más de las que no tengo noticia.

Después he estado consultando los archivos del Ayuntamiento y he comprobado que la denominación de “Travesía de la Suerte”, se debe al acuerdo municipal tomado el 26 de marzo de 1975.

Supongo que lo de “Siete Suertes”, se deberá a una zona que se dividiera en siete lotes.

La parte edificada al Este de Torrijos, en sentido Toledo, terminaba en lo que llamábamos “Las Callejuelas”, una de ellas la del Humilladero, de la que nuestro historiador Sr. Ruiz-Ayúcar, ha tratado en más de una ocasión. Las “Suertes del Humilladero” estarían por la zona de la calle del mismo nombre y terminarían en lo que hoy es el solar anterior al edificio que actualmente ocupa “Carrillo Atogas”.

Más o menos paralela a esta zona y en su parte Sur, estaban las “Eras del Pozo Pilar”, en las que se celebraban desde el año 1878 las famosas y añoradas ferias de ganado de septiembre, hasta que fueron sustituidas por las  “Ferias de la Sementera”, como las bautizó el querido y recordado doctor don Enrique Peña, allá por los finales de los 70 (1978?).

Siguiendo hacía Toledo  debía estar la que fue Dehesa Boyal, que fue propiedad del Ayuntamiento de Torrijos como Bienes de Propios. Con las Leyes Desamortizadoras del que fue Ministro de Hacienda Pascual Madoz de 1 de mayo de 1855 y 11 de julio de 1856,  la parte más alejada del casco de Torrijos de la citada Dehesa Boyal fue dividida en unas treinta parcelas delimitadas por el Norte con el camino de Barcience; por el Sur con la carretera de Toledo y por el Este, con el camino empedrado, que fueron denominadas de Oeste a Este, “Suerte número uno”, “Suerte número dos” , “Suerte número…… “ y vendidas en pública subasta el 8 de octubre de 1869, por la Junta Superior de Ventas de Bienes Nacionales.

Dichas transmisiones han sido recogidas con rigor y precisión por el también historiador que residió en Torrijos Alberto Feijoo en su libro “La Desamortización del siglo XIX en Castilla-La  Mancha” y glosadas por  Julio Longobardo en su libro “Torrijos, Perfiles Históricos”, que no me canso de releer y consultar. GRACIAS Julio por todo tu inmenso trabajo acerca de nuestro pueblo.

Las reseñadas Suertes fueron fundamentalmente  porciones de dos fanegas de tierra del marco de Toledo, equivalentes a 93 áreas, 94 centiáreas (0’9394 Ha), y por tanto cada fanega era de quinientos estadales,  su valor fue fijado en 258 escudos 750 milésimas; y  fueron rematadas por las personas que se expresan en los citados estudios de Feijoo y Longobardo, por sumas que oscilaron entre las 303 y 1.051 escudos.

Según me informa el agricultor local Ángel Agudo, la llamada “Suerte Larga”, es exactamente el terreno en el que ahora está enclavado el Hiper Usera, que antes fue de la familia  Longobardo, luego también pertenecía a la indicada Dehesa Boyal.

Angel-Felipe Pérez Muñoz

Etiquetas:

2 comentarios en “A vueltas con el nombre de las calles: Las Suertes

  1. Queridos amigos: El nombre de estas calles Suerte Larga y Suerte Corta es una de las maneras que tenemos de identificar topónimos procedentes de diferentes culturas o civilizaciones. Por España han pasado numerosos invasores dejando todos ellos su impronta, unos más, como los romanos o musulmanes, otros no tanto, como los visigodos.
    Torrijos tiene la “suerte” de contar con las calles que se mencionan, sin duda origen de la conquista visigoda. Cuando ocuparon la Península Ibérica se hicieron con las tierras más productivas de una manera un tanto curiosa, ya que la forma normal de realizar el reparto era mediante el sorteo de las mismas. Son las llamadas “sortes gothicas”, procedentes del sistema romano del reparto de tierra para los soldados jubilados. Las tierras se repartían entre los nativos hispano-romanos y los invasores, dejando normalmente las peores para los hispanos.
    Ese parece ser el origen de la denominación de las calles Suerte Larga y Suerte Corta. El historiador Fernando Jiménez de Gregorio en su trabajo “Los Pueblos de la Provincia de Toledo” da esta opinión sobre el nombre de estas calles. Pero si leemos textos sobre la civilización romana nos encontramos con este sistema de reparto de tierras conquistadas. Los visigodos, poco originales en este sentido, realizaron el mismo sistema de reparto, de ahí esa curiosa denominación de estas calles.
    El que más tarde hubiera unas fincas con ese nombre nada añade al origen de estos topónimos.
    Si se quiere ampliar un poco sobre este asunto se puede copnsultar mi libro “Historia de Torrijos”, páginas 42-43, donde aclaro un poco este punto de nuestra historia.
    En un artículo titulado “El Termino Municipal de Torrijos” , publicaddo en “Estampas Torrijeñas II Parte”, página 16 y siguientes, indico que: “El término “sorteos” es una referencia a las denominadas “sortes gothicae”, estando en relación con los impuestos pagados por el suelo, que generalmente se hacía mediante las llamadas yugadas, es decir, el territorio que podía arar una pareja de mulas o bueyes en un día, los cuales impuestos debían destinarse al pago del mantenimiento de las tropas acantonadas en el territorio. Su origen se encuentra en los deberes de “hospitalidad militar”, (algunos todavía se encuentran vigentes para ciertos casos, y durante muchos siglos existió un impuesto conocido como el “yantar”, obligación de dar de comer al rey en sus desplazamientos, así como a sus acompañantes. Aún se recuerdan muchos casos en que había obligación de dar alojamiento a las fuerzas de seguridad, o bien pagarles un hotel o pensión), que ante la dificultad de pago en dinero a las tropas se trocó por pago en especie (trigo, alimentos…). En Aragón, la palabra “suerte” en el ámbito agrícola es una medida de superficie agrícola.”

    Espero que estas aclaraciones sirvan para mejor conocer nuestro Torrijos.
    Un saludo
    Jesús María Ruiz-Ayúcar

  2. Jesús-María:

    Gracias por leerme y sobretodo por la magistral lección.

    Yo la conocía desde que leí tu libro que citas, e incluso antes, cuando leí el de los catedráticos de Historia del Derecho Joaquín de Azcárraga y José-Manuel Pérez Prendes (1ª edición de 1989) “Lecciones de Historia del Derecho Español”, que en la 8ª que trata de los pueblos germánicos en Hispania, consigna que aplicando el pacto concertado en el año 418 entre el emperador Honorio y el rey visigodo Valia, se produjo el reparto de tierras, correspondiendo dos tercios para los visigodos y un tercio para los provinciales romanos y que parece que a las parcelas que recibieron los godos se les llamó “Sortes Gothicae” y “Tercia romanorum” a la parte que conservaron los provinciales romanos.

    En la actualidad no es difícil conseguir esos y más datos por medio de Internet.
    No los consigné en mi artículo, por no alargarlo (lo malo, si breve, es más pasable) y por no introducir tecnicismos (mi hijo siempre me advierte de lo barroco de mis textos).

    Los pedazos, trozos o “suertes” formadas de la Dehesa Boyal de Torrijos, fueron fruto de la Desamortización y las calles que nos ocupan se crearon después de 1940, por tanto, todo ello bastante después de la influencia de “los pueblos bárbaros del Norte de Europa” que nos ocuparon y de los que vienen las suertes “Góticas”l.
    Creo más bien que el haber denominado a las calles con tales nombres –que es lo que yo pretendía consignar- pudo deberse a la influencia de concejales agricultores en el Ayuntamiento, como bien pudieran ser nuestros comunes y desaparecidos amigos Julio-Laureano Martín Hernández (el pucho) y Leandro Serrano Arenas, para así perpetuar esos parajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>